Deducción prestación personal

Toda persona, moral o física, tiene que pagar impuestos, los cuales, serán de ayuda para el estado Mexicano para pagar todos los gastos públicos. Por ello es que se creó el Impuesto Sobre la Renta (ISR), con el cual, en base a las ganancias obtenidas por cada persona, es que se calcula el impuesto que debe pagar esa persona. Este impuesto es el único por el que las personas deben preocuparse por cancelar. Se recomienda que las personas tengan conocimiento sobre aquellas cosas que se tomaran para el cálculo de este impuesto. La empresa deberá encargarse de realizar el cálculo y, de esta forma, evitar un monto extra.

Las deducciones, entonces, es aquel monto que se asocia a personas, tanto físicas como morales, es los que estas pueden incurrir causando una disminución en el ingreso gravable, causando un aumento en el ahorro de los impuestos.

Entre las cosas que entregan las empresas para beneficiar a sus empleados y, de esta forma, favorecer en su estilo de vida, podemos mencionar las previsiones sociales, las cuales son una serie de gastos, decisiones y remuneraciones entregadas por el empleador para realizar lo anteriormente mencionado. Por lo que, con ello se busca mejorar la calidad de vida de los empleados. Por ello, es que esta era 100% deducible de impuesto, luego se hizo un cambio en la ley, por lo que paso de ser ese porcentaje, a ser en un 53%.

Es entregado al empleado, de forma periódica, un sueldo, como forma de retribución por el trabajo realizado dentro de la empresa. A ello suele sumarse también, ciertas primas y percepciones, como forma de premiar al empleado por el cumplimiento de horas o por la realización de otras labores. Este mismo puede ser entregado de forma física o en forma de especie, ya sea de alimentación, habitación, entre otros.

Las empresas deben tener en mano el CFDI de los empleados pertenecientes a la misma, para poder realizar los pagos a los empleados teniendo en cuenta los impuestos pagados, con ello, entonces, realizar el pago a los mismos, ya sea de forma electrónica o depósitos bancarios hechos a nombre del empleado que corresponda.

Una forma en la que se puede dar este pago, es en especie, lo que quiere decir que se le puede entregar al empleado un vale por despensa, y con ello el empleado puede utilizarlo con la finalidad que le sea necesario, o con la cual ese vale haya sido destinado. Alguno de estos vales puede estar destinado a ser deducible de impuestos. Por lo que, primero deberá realizarse su activación por medio del SAT, realizando su entrega por medio de monederos electrónicos. En cuanto a la deducibilidad, será del 53%, a menos que se haya entregado un valor menos al que se haya entregado en el periodo anterior, si es así, su deducibilidad será del 47%.

Todo dependerá de la declaración del empleado, tanto la deducibilidad y el límite de los gastos. Por lo que, dependiendo de ello, se tomará en un 53% aquellos que sean impuestos que el empleado debe pagar, de lo contrario será un 47%.

La mayoría de las previsiones sociales están a cargo de la empresa, esto quiere decir que, la empresa es la que decide si entregar o no aquellos beneficios a sus empleados. Teniendo en cuenta aquellas previsiones sociales que se encuentran en la ley y son obligatorias, como las de antigüedad y aguinaldos. Entre otras, podemos mencionar, horas extras, becas estudiantiles, gastos funerarios, primas vacacionales, por antigüedad, dominicales, seguros de vida, utilidades y aguinaldos, gastos y exámenes médicos, ayudas económicas tanto para el pago de guarderías y pago de colegios, como por fallecimiento de familiares del empleado, clubes sociales y deportivos, entre otros.

Las previsiones sociales pueden resultar beneficiosas para la empresa, ya que, de esta forma, se mejorara el ambiente laboral, por el hecho de hacer sentir a los empleados de la empresa más satisfechos al entregársele un bienestar para ellos.

Colaboradores:

Últimos Posts

Contact - Blog Post
Programe una Demostración