Factura Digital

Viviendo dentro del mundo de la modernidad y la digitalización, hace unos años se comenzó a utilizar la modalidad de factura digital, haciendo de esta una cuestión obligatoria en cada empresa. Es importante, entonces, que todo empleador o empresa posea el correcto conocimiento acerca de esta, principalmente el función de ella y cómo se puede realizar su emisión.

Para empezar, esta es un detalle de los movimientos que la empresa haya realizado, entre ellos gastos, pagos y servicios. La intención con ella, es la de brindar el mismo sentimiento de autenticidad y legalidad, pero manteniendo un control y registro digital con ellas.

Todas las especificaciones acerca de cómo realizarla o los pasos que se deben seguir para poder realizar la misma, pueden ser encontrados en la página del SAT, siendo que, dentro de ella, se pueden realizar la mayoría de los trámites necesarios para la empresa.

Deben seguirse, entonces, ciertos pasos, para que la facturación digital sea avalada y para que se pueda comenzar con ella. Para comenzar, se debe iniciar con la solicitud de la clave. Por lo que, para ello, primero se debe realizar el registro al Sistema de Administración Tributaria. Luego de ello, y de contar con la contraseña, se deberá solicitar una firma electrónica (FIEL), con la cual se podrá llevar a cabo la validación de cada una de las facturas, a demás, esta contará con dos llaves, una privada y la otra pública, las cuales responderán a lo respectivamente referido a sus nombres. En el caso de la segunda, está a la merced de otros usuarios para que estos puedan descifrar datos que sean de su utilidad. Todo ello debe ser llevado a cabo por medio del SAT, quien se ocupará de comprobar y corroborar la FIEL.

Luego de ello, una vez realizado todo lo relacionado y requerido para la FIEL, deberá realizar la solicitud de Certificado de Sello Digital (CSD), la cual puede resultar parecida, en algún sentido, a la firma digital, pero, lo que lo diferencia de la FIEL, es que ésta sólo puede ser utilizada para los Comprobantes Fiscales Digitales (CDFI). Así mismo, genera autenticidad y confidencialidad. El cuarto paso a seguir, corresponde a la afiliación del CSD, esto quiere decir, que la empresa debe ingresar todos los datos básicos de la misma, con lo que, luego de ello, recibirá un mail con los datos para que pueda realizar el correcto acceso a la página. Siguiendo con esta línea, se deberá realizar la carga del CSD, utilizando la información que contiene el correo electrónico, se debe acceder a la página con la cual, luego de realizar ciertos pasos, podrá tener, finalmente, acceso completo al CSD. Todo está facilitado y especificado dentro de la página para que resulte sencillo el proceso. Por último, se obtendrán los sellos digitales, con lo cual, podrás realizar la impresión de las facturas digitales, sin problema alguno, sabiendo que las mismas contarán con una base puramente legal y confiable, teniendo en ellas el sello correspondiente para ello.

La mayoría de los pasos anteriormente mencionados pueden realizarse de forma gratuita, exceptuando el último, el cual puede suponer un gasto para las empresas. Por ello es que existen diversos planes, para la adquisición de los sellos, teniendo la opción de elegir el que sea más conveniente para la empresa.

Colaboradores:

Últimos Posts

Contact - Blog Post
Programe una Demostración