Empleado de confianza

Empleado es toda aquella persona la cual posee un contrato, trabajando específicamente en un área, ya sea de forma física o intelectual, obteniendo a cambio por ello un salario. Entre los empleados se pueden distinguir dos tipos, aquellos que son asalariados o de base y aquellos que son de confianza.

Los últimos mencionados son aquellos que surgen por la necesidad del empleador de tener empleados comprometidos, por lo que estos suelen situarse en puntos estratégicos y de esta forma se busca tener áreas de gestión más transparentes, a demás, debe ser mencionado dentro de la misma, del organigrama, que se cuenta con estos empleados de confianza, principalmente a aquellos empleados a cargo de ellos. Por lo que, el empleado o trabajador de confianza es aquel al que se le confiere una responsabilidad mayor y se encuentra por encima del resto de los empleados.

Estos pueden llegar a tener distintas funciones, entre ellas la dirección de distintas áreas de la empresa, supervisión, inspección, entre otros. Además, aquellas que estén encomendadas por medio de la dirección o empleador. También, debe contar con conocimientos de secretos industriales o comerciales, además de participar en la administración del negocio o supervisión de los empleados. Puede ser tomado, también, como representante del empleador, ya que cuanta con la capacidad de ejercer la dirección y administración a nombre de este.

Este tipo de categoría depende de los trabajos que este empleado lleva a cabo dentro de la empresa, a demás de que esta designado por el empleador si este es o no un empleado de confianza. En el mismo está depositada la confianza del empleador, por lo que cuenta con atribuciones que determinaran el rumbo de la empresa, a demás de contar con mayores responsabilidades y destrezas laborales. Cada uno de ellos suelen saber detalles, los cuales no pueden ser transmitidos a los demás empleados. Por todo lo anteriormente mencionado, es que se puede decir que puede existir una relación especial entre empleado y empleador, por el grado de confianza y responsabilidades que el segundo entrega al primero.

Es importante la existencia de un empleado de confianza, ya que el mismo lleva a cabo trabajos de importancia administrativa dentro de la empresa, que resulta fundamental para la misma. Por lo que es de vital importancia contar con, por lo menos, uno de ellos.

Las condiciones en las que se encuentren este tipo de empleados dependerá de la importancia que tengan los servicios que el mismo preste, y no podrán ser menos a las que rijan para los trabajos semejantes dentro de la misma, según lo mencionado en la Ley Federal del Trabajo. A demás, de que un empleado de confianza podrá ser sacado de esta posición, en caso de que existan las razones por las cuales esto fue llevado a cabo, y se halla, entonces, perdido la confianza en el mismo. Además de ello, está acordado que estos empleados tienen derecho a recibir prestaciones laborales acordes al contrato laboral que el mismo posea, salvo que dentro del contrato se exprese lo contrario.

Dentro de la ley se especifica, también, que el empleado de confianza, así como cuanta con ciertos beneficios, pierde alguno de ellos, entre ellos la posibilidad de asociarse de forma sindical. Pero, cuentan con diversos derechos y obligaciones que lo diferencian del resto de los empleados pertenecientes a la empresa.

En caso de que se dé la pérdida de confianza, el empleador debe, ante una junta, justificar el por qué se dio la perdida de la misma. A demás de ello, los empleados cuentan con las mismas condiciones que los empleados de base, en cuanto a la finalización de  contrato.

Entre aquellas diferencias que los empleados de confianza tienen para con el resto, se puede mencionar el hecho de que los mismos poseen una jornada laboral de por lo menos ocho horas, o la cantidad de horas determinadas por el empleador, puede que las horas de trabajo se extiendan, por lo que el mismo cuenta también con el beneficio de horas extras, en caso de que sea necesario realizar el pago de las mismas. Entre otras cosas, este empleado está capacitado para reemplazar al empleador en ciertas funciones que cuanta el mismo, por lo que si así lo desea, el empleado de confianza puede tomar cargo en aquellas funciones. Por lo que, este empleado estará representando a la empresa por la responsabilidad y confianza que se le están entregando. A demás, los empleados de confianza no se pueden relacionar con un sindicato, pero lo que puede suceder es que estos decidan agruparse en un sindicato. Con ello, estos estarán encargados de lograr una buena comunicación entre los empleados de la empresa, logrando confianza y relaciones directas con los empleados base pare que esto pueda ser llevado a cabo.

Colaboradores:

Últimos Posts

Contact - Blog Post
Programe una Demostración