Home Office: Una práctica recomendable

Los conceptos tradicionales de trabajo han evolucionado y una de las prácticas más sonadas últimamente es la del “home office”. ¿Te has preguntado cuáles son los beneficios para la empresa y el empleado de trabajar desde casa?Una práctica probada y exitosaUn estudio publicado en Harvard Business Review[1] revela el éxito de la implementación del home office en el call center de la empresa china, Ctrip. La prueba fue la siguiente: ofrecer la oportunidad de trabajar desde casa a los empleados que así lo desearan durante un periodo de nueve meses.Las evaluaciones de desempeño aplicadas al finalizar el experimento, destacaron que las personas que trabajaron en home office no sólo se sentían más felices, sino que fueron más productivos, realizando 13.5% más de llamadas en comparación con los que trabajaron en la oficina. Además se calculó que durante esos nueve meses el ahorro por persona trabajando fuera fue de 1,900 USD.Beneficios del Home OfficeA continuación enlistamos los principales beneficios que se pueden obtener:

  • Trabajar desde casa aumenta el bienestar laboral de las personas.
  • El mayor bienestar personal y profesional trae como consecuencia una mayor retención del talento.
  • El home office favorece la productividad porque la persona se concentra con más facilidad (sin interrupciones, reuniones, etc). Habrá que asegurar únicamente que en su casa tenga las condiciones propicias para el trabajo.
  • Es una práctica que ayuda a las personas a organizar sus tiempos y conciliar mejor la vida familiar y la laboral.
  • Beneficia al medio ambiente porque no implica trasladarse al centro de trabajo, además de poder invertir el tiempo perdido en el tráfico en otras actividades.
  • Genera ahorros importantes para las empresas en cuanto a gasto administrativo y de oficina (luz, gas, agua, lugar de trabajo, etc.).

Algunas recomendaciones para su implementaciónNo todas las personalidades o todos los puestos son propicios para un trabajo de home office, pero seguramente muchos más de los que creemos podrían entrar en este esquema. Te ofrecemos tres recomendaciones para una implementación exitosa:

  1. Define con el trabajador si el esquema de trabajo será por horario fijo u objetivos: Si es un call center, necesitas establecer turnos y saber que cuentas con la persona en los tiempos previamente establecidos. Si es un trabajo de prospección, necesitas cierto número de llamados y podría ser flexible el horario. En el caso de un community manager, un desarrollador de proyectos, etc, lo que se necesita es establecer metas y entregables concretos con sus deadlines. La persona podrá hacer uso de su tiempo como quiera, mientras presente los resultados esperados.
  2. Coordina los turnos de home office con tus mandos medios o tu cabeza de Capital Humano: Habrá muchos puestos que no son de home office puro, pero que pueden acceder a uno o dos días de trabajo en casa por semana. Así los trabajadores programan pendientes, proyectos, elaboración de reporte, etc., donde necesitan más concentración y se lo llevan a sus casas. Coordinar los turnos puede ayudar a mantener siempre un porcentaje equilibrado de asistencia a las oficinas o para saber cuándo se cuenta con el colaborador de manera presencial (para evaluaciones, retroalimentaciones, capacitaciones).
  3. Establece políticas para la modalidad de trabajo home office: Algunas ideas son: asegurar que en casa tengan acceso a internet, herramientas de trabajo y lugar de trabajo favorable; solicitar la disponibilidad vía correo, teléfono, whatsapp; solicitar ciertos entregables o reportes de status después del día de trabajo fuera; acceso a este tipo de programas ligados al buen desempeño y a la productividad mostrada en el esquema home office, etc.

Adaptarse a las necesidades y facilidades de los tiempos modernosLos avances tecnológicos y los cambios de cultura deben ser un impulso para la evolución de las empresas. El desafío es analizar qué tipo de prácticas convienen según la misión del negocio y el perfil de los colaboradores e implementar aquellas que aseguren la rentabilidad, la productividad y el mejor cumplimiento de los objetivos planteados.Si trabajas en Recursos Humanos y hacer Home Office te es difícil porque todos los programas que utilizas para administración de personal y nómina están instalados en tu computadora de la oficina, ¡no te preocupes! Con Osmos, ahora es posible trabajar cuando quieras, desde donde quieras:

[1] por Nicholas Bloom y James Liang: https://hbr.org/2014/01/to-raise-productivity-let-more-employees-work-from-home

Colaboradores:

Últimos Posts

Contact - Blog Post
Programe una Demostración