Vale de despensa

Consta en la entrega de un comprobante intransferible que sirven para que el empleado pueda comprar comida con el mismo a su conveniencia, como parte del paquete de sueldo. El empleador, normalmente, convierte este tipo de vales en algo opcional para el empleado, así aquellos que no quieran este tipo de modalidad tengan la opción de poder no ser partícipe en el mismo.

En el pasado, estos vales, se entregaban en forma de cupones. Ya que esta modalidad se popularizó, se entrega una tarjeta de debito especial para realizar las compras de despensa o en forma electrónica. Este tipo de pagos está exento del pago de impuesto, como el del ISR (Impuesto sobre la Renta), teniendo como condición que los mismos sean entregados de forma electrónica.

Normalmente estos vales se hacen para durar aproximadamente un año, pudiendo ser utilizado en cualquier parte del país. Pese a ellos, muchos de ellos pueden poseer en alguna parte una fecha vencimiento, principalmente si los mismos son de papel. Así mismo, las entidades o lugares que aceptan estos cupones son aquellos que posea algún tipo de forma de hacerle saber al cliente que aceptan los mismos.

Estos vales son utilizados normalmente para la compra de alimentos, bebidas no alcohólicas, servicios o Bienes para el consumo. Alguno de ellos puede ser utilizado, también, en restaurantes, tiendas, panaderías, entre otros.

El destino del mismo fue pensado para otorgarle al empleado beneficios para su previsión social, que logre superación personal, profesional o pudiendo satisfacer sus necesidades presentes o futuras. Así también, de esta forma, se asegura que el empleado gaste el mismo solamente para lo que se le fue concedido, por lo que no puede ser entregado, el vale, en efectivo, según la Ley de Ayuda Alimentaria para los Trabajadores.

Para poder realizar el pago de estos vales es importante que la empresa o empleador tengan un contrato con un emisor de monederos fiscales, autorizado, de vales de despensa, tener la contabilidad registrada en el sistema, estar inscripto en el Régimen Federal de los Trabajadores, otorgare este beneficio de igual manera para todos los empleado y tener una constancia escrita del beneficio que recibirán todos ellos, tener fijados los presupuestos a asignar al monedero de cada empleado, domicilio fiscal, poseer un sistema informático seguro, tener factura electrónica, no tener deudas fiscales y permitir auditorias de los Servicios de Administración tributaria. Estas son aquellas cosas que debe tomar en cuenta el empleador a la hora de querer incorporar este tipo de prestación.

Como fue anteriormente mencionado, este tipo de vales se encuentran exentos del pago de impuestos, siempre que los mismos no se excedan de ser más del 40% del salario mínimo base diario, según la Ley de Seguro Social.

Por lo que, para calcular el mismo se debe saber el valor del salario mínimo diario, sobre ello se debe calcular el 40% del mismo. Con el valor obtenido de ese porcentaje, se lo debe multiplicar por 30 y de esta forma se obtiene el valor del vale de despensa mensual.

Colaboradores:

Últimos Posts

Contact - Blog Post
Programe una Demostración